× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Un plan de tratamiento sin coste alguno y sin fármacos para niños con trastornos del comportamiento y de salud mental.

Cada vez más padres se enfrentan a unos hijos que se comportan mal sin razón obvia alguna. A muchos de estos niños, que están revolucionados y son irritables, se les diagnostica un trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), trastorno bipolar, autismo u otros trastornos, pero no responden bien al tratamiento. Entonces se les medica, frecuentemente con malos resultados y efectos secundarios no deseados.

Basándose en las investigaciones científicas emergentes y en una vasta experiencia clínica, la doctora Victoria Dunckley (psiquiatra infantil integral) ha liderado un programa de cuatro semanas de duración para tratar la causa subyacente frecuente: el Síndrome de la Pantalla Electrónica (SPE).

La doctora Dunckley ha visto que el uso diario de aparatos interactivos con pantalla (como ordenadores, videojuegos, teléfonos inteligentes y tablets) puede hiperestimular fácilmente el sistema nervioso de un niño, desencadenando una serie de síntomas persistentes. Como contraste, ha descubierto que un «ayuno» electrónico estricto mejora, por su propia cuenta, el estado de humor, la concentración, el sueño y el comportamiento, independientemente del diagnóstico recibido por el niño.

Esta sencilla actuación, expuesta ahora en este libro, puede provocar un cambio transformador de la vida en la función cerebral, y todo ello sin coste alguno ni medicación.

La doctora Dunckley proporciona esperanza a los padres que sienten que su hijo ha recibido un diagnóstico erróneo o que se le ha recetado una medicación inadecuada, presentándonos una explicación alternativa a las dificultades que está atravesando su hijo y un plan concreto para tratarlas.

Un programa de reiniciación organizado en 4 semanas e inventado por la Doctora Dunckley para ayudar a salir a niños y adolescentes del síndrome de la pantalla electrónica (SPE), tan extendido en los últimos tiempos.