× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Los enemigos del parto son cuatro: la ignorancia, el miedo, el dolor y la impaciencia. El dolor ha sido creado e institucionalizado por la ignorancia, y se mantiene porque constituye un formidable instrumento de poder.

"Me voy a morir con la sensación de haber fracasado, de haber desperdiciado mi vida, de no haber sido comprendida por mis contemporáneos. Me he esforzado en explicar lo que creo y pienso de la forma más clara y sencilla posible, pero ha sido como si hablase otra lengua, como si perteneciese a un mundo distinto. Cuando, haciendo prácticas de obstetricia tuve ocasión de presenciar partos, me quedé horrorizada, me pareció que la manera en que éste se llevaba a cabo era indigna de seres racionales. Jamás había pensado ser matrona, pero a la vista del parto sentí algo así como lo que debió sentir San Pablo cuando se cayó del caballo, camino de Damasco, una especie de mandato urgente, de que lo abandonase todo y me dedicase exclusivamente a asistir el parto mejor, a socorrer con urgencia a aquellas pobres e ignorantes mujeres, víctimas de una injusticia social que había convertido en dolorosa, temida, denigrante y, en ocasiones, vergonzosa, la función más hermosa del organismo femenino: el acto de parir."

ÍNDICE:

A Consuelo Ruiz Vélez- Frías, en justo homenaje (M. Àngels Claramunt)

Consuelo, revolucionaria (Emilio Santos Leal)

Descubriendo a Consuelo (Natalène Suanzes)

Al lado de Consuelo Ruiz (Jesús Sanz)

Capítulo 1: Confesiones sinceras

Capítulo 2: Un poco de historia

Capítulo 3: Lo lógico y lo ilógico

Capítulo 4: Carta abierta al obstetra del s.XXI

Capítulo 5: Los enemigos del parto en casa

Capítulo 6: ¿Qué es la psicoprofilaxis?

Capítulo 7: Sin miedo y con amor, Consuelo ejerciendo. Testimonios

Capítulo 8: Recapitulando, ¿en qué me he equivocado?

Capítulo 9: Consuelo, poetisa