× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Cambiando por completo la idea tradicional de crianza de los hijos, la doctora Tsabary aleja el epicentro de la clásica relación padres-hijos basada en que los primeros «lo saben todo» y lo lleva a una relación mutua en la que los padres también aprenden de los hijos.

Este innovador estilo parental reconoce la capacidad de los hijos para provocar una profunda búsqueda interior, lo que origina una transformación en los padres: en vez de ser simples receptores del legado psicológico y espiritual de sus progenitores, los hijos obran como «facilitadores» de su desarrollo.

Ahora el centro de atención reside en la afinidad recíproca y la asociación espiritual del viaje padres-hijos. En el enfoque de la doctora Tsabary sobre el estilo parental, los hijos funcionan como espejos del «yo olvidado» de los padres.

Tan pronto como recuperan su esencia, los padres entran en comunión con sus hijos. Los unos y otros descubren su capacidad para relacionarse en un estado de presencia.