× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Una de las mayores revoluciones de nuestro momento cultural, avalada también por los descubrimientos más recientes de la física cuántica y de las neurociencias, consiste en la toma de conciencia de otro modelo de conocer, infinitamente más rico y ajustado a lo real.

  • El primero es el modelo mental, dualista, que conduce a un conocimiento por análisis y reflexión.
  • El segundo es el modelo no-dual, se asienta en la consciencia o atención no mediada por la mente y conduce a un conocimiento por identidad.

Ambos son complementarios: el primero se mueve eficazmente en el mundo de los objetos; el segundo, en el de la realidad no objetivable. El tránsito de uno al otro requiere ejercitarse en pasar del pensamiento a la atención, porque solo acallando la mente es posible ver en profundidad, favoreciendo así la vivencia honda, plena y gozosa de lo que somos. Necesitamos urgentemente otro modo de ver para poder vivir de otro modo.