× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

El mundo en el que vivimos se rige por las decisiones rápidas y precipitadas y el espacio para la reflexión y la pausa cada vez es más reducido.

La tendencia generalizada a solucionar los problemas solo a corto plazo conduce, demasiado a menudo, a generar complicaciones mayores en el futuro.

Además, los psicólogos creen que la ciudadanía espera soluciones rápidas yeso anima a los líderes a tomar decisiones desde la precipitación y desde sus peores intuiciones.

En este libro, Carl Honoré nos propone los ingredientes necesarios para evitar que nos precipitemos ante un problema, siempre hacia la vía rápida, fácil e irreflexiva y conseguir que seamos capaces de resolverlo de forma más lenta pero mucho más eficaz.