× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Vete. Toma el librito que está abierto en la mano del ángel… Toma, devóralo, te amargará las entrañas,pero en tu boca será dulce como la miel. Apocalipsis 10, 8.9

El Apocalipsis es uno de los libros más consoladores de la Biblia y que más ayuda a mantener la esperanza en los tiempos difíciles. Es esencialmente pastoral y tiene como finalidad hacer fuertes a los seguidores de Jesús de Nazaret. Es lo que ha experimentado Juan, el autor. Como Pablo, también Juan es una autoridad en la Iglesia. Conoce bien a los suyos y ha recibido de Dios el encargo de escribir lo que vea y de enviarlo a las siete Iglesias (Ap 1,11). Les esperan tiempos difíciles y quiere darles fortaleza y esperanza. Ningún libro del Nuevo Testamento se presenta a sí mismo como Escritura inspirada por Dios con la fuerza y convicción con que lo hace el Apocalipsis. Está dirigido a estas siete Iglesias y, a través de ellas, a la Iglesia universal de todos los tiempos y lugares, recordando machaconamente la garantía de Dios: El que tenga oídos, escuche lo que el Espíritu dice a las Iglesias.