× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

A través de estas páginas captarás, asimilarás y explorarás la belleza y la dicha de tu centro de amor e intuición.

Eres como un delfín que surca un mar de alegría. Ábrete a la maravillosa plenitud de tu individualidad, sin reservas y sin emitir juicios. Los juicios representan un obstáculo, son rocas que se interponen en el camino que te conduce hacia el confín superior de tu destino.

Aparta, por fin, esas rocas y siente cómo la alegría de tu verdad interior crece rápidamente. No dejes que los pensamientos o las indicaciones de otros acaben con tu conocimiento intuitivo, porque si lo haces renunciarás a ser la estrella plena y radiante que en verdad eres.

Sólo con el corazón abierto, una mente receptiva y libre y el contacto con las estrellas de la sabiduría que aflora en tu interior, podrás cosechar los copiosos dones de la madre Tierra y el YO EXISTO universal.

Eres un ser benevolente, lleno de luz, y no hay corriente que pueda detenerte, excepto la de tus propios pensamientos, o sólo si permites que las creencias de otros invaliden las tuyas.

Te deseamos que estos aforismos de amor, alegría y sabiduría te inspiren para llegar a ser la maravillosa criatura que, por nacimiento, estás destinado a ser.

Extracto del libro:

"No es mi cometido hacer que el mundo sea como yo quiero; más bien, dejo que exista también como los demás quieren verlo.

Sin embargo, acepto el compromiso de amar el mundo que creo a mi alrededor. El grado en que me quiero a mí mismo determina cuán profundamente podré amar a los demás.

Cuando caigo enfermo, no siento pánico. Sencillamente reconozco que la enfermedad no es accidental, sino la oportunidad para enfrentarme a problemas pendientes.

La curación no cuesta esfuerzo. Estar bien consiste en permitir, dejar fluir; la enfermedad se nutre de mi resistencia. Permitir a mí mismo ser quien soy y renunciar a proyectarme hacia quién debería ser, es la clave para estar centrado y disfrutar de buena salud."