× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Los cuatro pilares para construir una existencia plena y satisfactoria.

La periodista Emily Esfahani Smith defiende que no es la felicidad lo que hace que la vida valga la pena, sino dotar a nuestra existencia de sentido.

Llevar una vida con sentido tiene un efecto de cascada en las distintas áreas de nuestra vida.

¿Y si la felicidad no fuera la respuesta? En una cultura obsesionada con la felicidad, los niveles de insatisfacción e infelicidad son más altos que nunca.

Por lo que parece, la búsqueda de la felicidad a toda costa acaba por sumirnos en el vacío y la soledad.

Ante esta realidad, Emily Esfahani Smith, reconocida periodista especializada en relaciones y psicología, vuelve la vista hacia un nuevo sentir cultural que explora la segunda vía para alcanzar lo que llamamos una «buena vida»: la búsqueda del sentido.

La psicología le da la razón. Según los últimos estudios, una vida con sentido proporciona, a la larga, un sentimiento de satisfacción más profundo y duradero que las meras emociones positivas.

¿Qué valores hacen de la vida una experiencia significativa? ¿Qué proyectos, relaciones y actividades nos ayudan a sentirnos realizados? ¿Qué podemos aportar al mundo? ¿Cómo construir culturas que nos empujen a mejorar?

Estructurado en torno a cuatro dimensiones — que la autora denomina «los cuatro pilares de una vida con sentido»— Emily Esfahani Smith acude a fuentes diversas, desde psicólogos, sociólogos, filósofos y neurocientíficos hasta figuras de la literatura y la historia, en busca de las claves que ayudarán al lector a reimaginarse desde esta perspectiva: cultivar la pertenencia y las relaciones con los demás, identificar el propósito vital, construir relatos que den relevancia a nuestras experiencias y hacerle un lugar a la trascendencia.

Para iluminar estos conceptos, la autora nos brinda inspiradores ejemplos sobre grandes buscadores de significado, que incluyen a figuras como León Tolstoi, Albert Camus o Viktor Frankl, pero también personajes anónimos con historias conmovedoras.

Basada en datos contrastados y salpicada de irresistibles relatos, El arte de cultivar una vida con sentido es uno de los libros más destacados y comentados del panorama cultural reciente.

Repleto de historias y ejemplos, un libro tan ameno como riguroso sobre lo que constituye una buena vida y las herramientas para alcanzarla, cuya lectura supone, en sí misma, una experiencia transformadora.

"Revelador... Subrayando el poder de la conexión, la autora descubre a los lectores que el sentido de la vida no surge de "una gran revelación", sino más bien de pequeños gestos y actos humildes." Kirkus Reviews