× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Este libro es un fascinante diálogo entre la mística hindú y la vanguardia de la ciencia.

Con una soltura poco habitual, Fernando Díez analiza las implicaciones filosóficas y morales de la física cuántica y demuestra cómo de la nueva ciencia se desprende una Trascendencia. 

Dado que el modelo cuántico incluye al observador como condicionante de la realidad, la investigación científica pasa a centrarse en el sujeto, dando así validez científica a la búsqueda interior.

Este es precisamente el paso que dieron los antiguos filósofos místicos de la India hace ya más de veinticinco siglos, cuando intuyeron la insubstancialidad de la materia, su carácter aparente, y centraron todo el interés de su investigación en el observador como guardián de todos los secretos.