× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

La papiroflexia es una actividad muy fácil de practicar que, sin más gastos, procura grandes momentos de diversión, y que el padre y la madre podrán compartir con sus hijos e hijas. Ayuda a desarrollar la habilidad manual, la imaginación y la creatividad; mejora la autoestima de los niños y niñas que comprueban que son capaces de crear sus propios juguetes. Usted puede también enseñarles a reciclar el papel usado para sus juegos a la vez que los aleja de la televisión y otras pantallas electrónicas.

Lee las instrucciones, mira los dibujos y dobla el papel, despacito y con cuidado... verás que, como por arte de magia, ¡la hoja de papel ha desaparecido y tienes ante ti un cisne! (o una rana o el animal que hayas elegido). Así de fácil y de divertida es la papiroflexia. Si practicas con frecuencia, lo harás cada vez mejor y, si además utilizas papeles de colores distintos o pintas tus obras con lápices de colores, pronto podrás tener los animales de tu propio zoo, de tu granja o de tu selva.