× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Necesitamos ser felices... ¡pero cuesta tanto encontrar el camino de la felicidad! 

La felicidad no se puede obtener como resultado de una intención directa, sino como el sueño en una noche de insomnio, un resultado indirecto.

Cuanto más nos olvidamos de ella, más nos acercamos; cuanto más nos concentramos en ella, más esquiva se nos hace.

 Esta es la propuesta llana y directa de este libro: la manera de amarse a uno mismo es amar a los demás. Ahí radica la felicidad, la gran paradoja: salir de mí es entrar en mí.

Una alfombra está puesta siempre al servicio de los demás: no juzga, no discrimina, no se mira a sí misma, acoge a quien le pisa, a quien descansa en ella, su misión es hacer la vida un poco más agradable a los demás. Esta vida ’fuera de sí’, centrada en el otro, es lo que el autor de estas páginas quiere poner ante nuestra mirada: la insospechada felicidad de la alfombra.