× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sopa vegana de guisantes

Sopita de primavera a base de guisantes frescos
Por Teresa Tranfaglia

guisantes

Esta sopita es una exquisitez que tiene sus orígenes en las islas Flégreas. Para degustarla en su plenitud, es necesario esperar los vegetales de estación. De hecho, son los guisantes frescos, aquellos dulces y tiernos los que protagonizan esta sopa.

En primavera, muchas amas de casa de la Campania la preparan para la propia familia y es siempre muy bien recibida. Confieso que yo también espero con muchas ganas este periodo para poder recoger todos los ingredientes frescos y cocinarla.

Cuando llega a la mesa es una fiesta y empieza una competición entre los que quieren repetir. La versión que propongo es vegana, sin gluten, sin derivados de la leche animal y sin huevos.

Incluye vegetales y legumbres de esta espléndida estación. Tiene un sabor delicado y solo con el olor ya nos alegra.

Se puede acompañar perfectamente con cereales como el arroz integral, el mijo, el grano sarraceno o una buena polenta a la parrilla. La ejecución de este plato es simple.

Probadla, ¡es verdaderamente exquisita! Constituye además un pretexto goloso para pasar una bella velada con amigos.

¡Aquí tenéis la receta!

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 alcachofas medias (tomad solo la parte tierna central) pulidas, lavadas y cortadas a trocitos
  • 4 patatas medias, lavadas, peladas y cortadas a trozos
  • 400 g de guisantes frescos desgranados
  • 4 cebolletas tempranas, pulidas, lavadas y cortadas a trocitos
  • 20 flores de calabaza, lavadas y pulidas
  • sal  
  • aceite evo
  • agua 700ml
  • pimienta  
  • perejil fresco, lavado y troceado
  • gomasio 

Preparación:

Poned en una olla con fondo grueso las cebolletas, los guisantes, las alcachofas y las patatas. Añadid el agua, la sal, el aceite y encended el fuego. Cubrid la olla con la tapa y ponedla a hervir. A este punto, disminuid la llama, dejando la preparación medio hirviendo dulcemente recostando la tapa un poquito. Hacedla cocer durante 40 minutos, e ir vigilando de vez en cuando que no falte agua. En el caso que faltara, añadid agua hirviendo. La sopa debe tener un poco de caldo, pero no demasiado. Hacia el final de la cocción, añadid las flores de calabaza y dejadla cocer durante 5 minutos. Controlad el punto de sal y servid con perejil troceado, pimienta y un poco de gomasio.

¡Que aproveche!

  DESCUBRE NUESTRA SECCIÓN DE LIBROS SOBRE DIETA VEGANA >>