× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Remedios naturales: Manzanilla

Manzanilla: propiedades de un eficaz remedio natural
Escrito por Redazione Web Macro

manzanilla

La manzanilla, también conocida como Matricaria recutita, es conocida por sus propiedades terapéuticas y por sus numerosos beneficios para la belleza.

La manzanilla pertenece a la familia de las Asteraceae. Sus flores son similares a las margaritas y disecadas son muy ricas en flavonoides, potentes antioxidantes, conocidos y apreciados por sus beneficios saludables.

La manzanilla es, de hecho, una de las infusiones más populares del planeta. Las personas la beben para relajarse, para combatir el insomnio y utilizan sus bolsitas también para la conjuntivitis. La manzanilla ayuda a calmar la excitación nerviosa, es tonificante, antirreumática, antiespasmódica, digestiva y antiinflamatoria. La manzanilla hace realmente mucho más que ayudar a dormir…

Manzanilla: propiedades terapéuticas

Durante siglos, las flores perfumadas de la manzanilla se han utilizado para curar el dolor de estómago, el insomnio, el ansia así como las infecciones de la piel como el eccema, la psoriasis, la varicela y las alergias. Hoy en día, la manzanilla se usa eficazmente en el campo estético para ayudar a rejuvenecer y a tratar la piel y el cabello.

Pero veamos cómo y por qué utilizar la manzanilla en el ámbito curativo.

Manzanilla: remedio natural no solo para la conjuntivitis

Calma los dolores musculares

Un estudio llevado a cabo en Inglaterra ha demostrado que beber manzanilla puede favorecer el aumento de los niveles de glicina presentes en la orina. La manzanilla tiene potentes propiedades antiespasmódicas y antiinflamatorias, las cuales resultan eficaces a la hora de tratar calambres estomacales e intestinales, además de favorecer el alivio de gases y la hinchazón. Beber manzanilla dos veces al día puede favorecer el tratamiento de problemas como el síndrome del colon irritable, gastroenteritis, náuseas, calambres, etc.

Alivia los dolores menstruales

La manzanilla puede representar una buena solución para aliviar los calambres menstruales porque relaja los músculos del útero, por lo que alivia los dolores. La manzanilla actúa como un tónico emenagogo además de como tónico uterino, pues estimula el flujo de sangre en la región pélvica y en el útero.

Aplaca el dolor de úlcera

La manzanilla, si se toma con regularidad, puede aplacar (y prevenir) el dolor de úlcera en el estómago. De hecho, esta extraordinaria planta está entre los remedios fitoterapéuticos para las úlceras: beber infusiones de manzanilla dos veces al día, en intervalos regulares, limpia el sistema interno y combate las bacterias.

Refuerza el sistema inmunitario

Esta espléndida planta posee propiedades antibacterianas que ayudan a prevenir y a curar los efectos negativos del frio y la tos, ejerciendo una protección contra las infecciones de las enfermedades ligadas a las bacterias. Se ha comprobado que la manzanilla aumenta la inmunidad de una persona: su principal principio activo, la apigenina, es una flavona que ejerce un efecto bioactivo capaz de desempeñar una acción antioxidante, antiinflamatoria y actúa como promotor del metabolismo de los azúcares además de como modulador del sistema inmunitario.

Mantiene los niveles de glucosa en el cuerpo

La infusión de manzanilla ayuda a mantener los niveles de glucosa en la sangre. Por lo tanto, ayuda a controlar la diabetes de tipo 2. Consultar al médico es siempre importante para informarnos de la dosis necesaria. La manzanilla no presenta particulares contraindicaciones, pero puede provocar reacciones alérgicas y se desaconseja a sujetos sensibles. Como en otros tantos casos, se recomienda no sobrepasar las dosis.

Ayuda en el tratamiento de hemorroides

La manzanilla se encuentra entre los remedios naturales para las hemorroides. Es decir, el consumo de manzanilla calma los nervios del cuerpo, por lo que puede ser una excelente ayuda en el tratamiento de las hemorroides. También es útil utilizar las bolsitas templadas de manzanilla como ungüento. Atenúa el síndrome del intestino irritable. La investigación también ha demostrado que la manzanilla se utiliza para ayudar en el tratamiento de la diarrea, ya sea en adultos como en niños. Se encuentra entre los remedios fitoterapéuticos útiles en casos de colon irritable, en la medida en que es útil para reequilibrar la flora bacteriana, la acción espasmódica, digestiva y carminativa.

Alivia erupciones cutáneas de la alergia

La manzanilla es un perfecto remedio para el tratamiento de erupciones cutáneas así como otras alergias relativas a la piel. Es suficiente con sumergir algodón en infusión fría de manzanilla y aplicar en las zonas afectadas por la alergia.

Ayuda en caso de jaquecas

La manzanilla tiene un efecto relajante sobre el sistema nervioso central, cosa que la convierte en una herramienta útil para combatir las jaquecas (causadas por estrés o tensión). Sus propiedades antiinflamatorias pueden ayudar también a reducir el dolor. Por tanto, beber una infusión de manzanilla cada pocas horas puede ayudar a afrontar el dolor, sobre todo en las fases iniciales. 

Favorece el sueño

La manzanilla es un excepcional remedio natural para las molestias y para las dificultades para conciliar el sueño. Sus propiedades sedantes ayudan a dormir mejor y más serenamente. Pero esto es cierto en parte: de hecho, sus propiedades relajantes intervienen solo cuando sus flores se dejan en infusión un breve periodo de tiempo (un minuto o menos). En cambio, si las flores disecadas se dejan en infusión durante un periodo de tiempo más largo, la manzanilla liberará sustancias excitantes similares a la cafeína. ¡Cuidado con el tiempo!

Por último, pero no menos importante, la ciencia se interesa cada vez más por sus beneficios. Un estudio de la Ohio State University está constatando que la manzanilla es antitumoral. Solo pensar que, si se deja en infusión por un tiempo mayor (aproximado a los 10 minutos), la manzanilla extrae taninos y catequinas, conocidas y apreciadas por sus cualidades antitumorales y antioxidantes. ¡Beber una taza de manzanilla humeante representa una experiencia realmente placentera y saludable!

Te podrían interesar también estos artículos:

En busca de hierbas medicinales y plantas: remedios naturales, usos y recetas

Azafrán: propiedades y usos

Jengibre para el bienestar intestinal y contra las náuseas

Cúrcuma: beneficios para hígado, articulaciones, arrugas, estómago y humor