× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Receta con calabaza

Calabaza y judías con jengibre y polenta taragna a la parrilla
Por Teresa Tranfaglia

Calabaza

 

El otoño apremia con sus colores cálidos y nostálgicos. Las primeras lluvias y el frío nos obligan a pasar más tiempo en casa: ¿qué mejor ocasión para dedicarnos a preparar una buena receta, apta para aquellos intolerantes al gluten y a las proteínas de la leche animal?

El campo nos ofrece vegetales deliciosos y saludables, entre ellos triunfa la calabaza que casa con legumbres, verduras y cereales sabrosos. La receta que hoy propongo abraza dos culturas culinarias: la del campo y la de la Valtellina.

En Campania solemos cocinar la calabaza con judías blancas, binomio emocionante y muy sabroso; este plato llega a ser una exquisitez añadiendo polenta taragna a la parrilla. Los anocheceres de otoño resultarán más risueños con este plato, que será aún más delicioso si lo consumís en compañía de vuestros parientes y amigos.

La receta que os presento, como de costumbre, no contiene gluten ni proteínas provenientes de leche animal.

La polenta taragna se compone de dos cereales: el maíz y el grano sarraceno. Juntos crean un sabrosísimo plato que se prepara desde hace siglos en los pueblos del norte de Italia.

Polenta taragna: ingredientes para 6 personas:

  • 400g. de polenta taragna
  • 2 litros de agua
  • 1 cucharita de sal fina integral
  • ½ cucharita de jengibre el polvo (opcional)
  • 50 ml de aceite evo
  • 40g de gomasio (sésamo y sal)

Preparación de la polenta taragna

Verted el agua en una olla honda con fondo grueso. Mezclad la sal con el jengibre y hacedlo hervir. Verted la polenta poco a poco para evitar que se formen grumos y dejadlo cocer durante 50 minutos, id mezclando.

Cuando esté cocida, añadid el aceite evo, el gomasio y mezclad enérgicamente, hasta que se haya absorbido todo el aceite. A este punto tomad una bandeja de horno rectangular y mojadla. Verted la polenta cocida hasta alcanzar una medida de 3 centímetros aproximadamente, nivelad bien y dejadlo enfriar durante unas horas. Cuando ya esté fría, cortad la polenta a cuadrados de 3 cm por 3 cm y ponedlos a la parrilla por los dos lados, en una plancha bien caliente.

Calabaza y judías con jengibre: ingredientes para 6 personas:

  • 2 kg y 500 de calabaza amarilla pelada y lavada
  • 500 g de judías blancas cocidas
  • 2 cebollas grandes, peladas y lavadas
  • 1 tallo de apio lavado 
  • diente de ajo pelado
  • 1 trozo de jengibre fresco pelado y cortado a trocitos
  • aceite evo c.b.
  • sal c.b.
  • perejil troceado

Preparación de la calabaza y judías con jengibre

Cortad la calabaza a trocitos y ponedla en una olla honda con fondo grueso, añadid los trozos de cebolla y los trozos de apio, salad, añadid el aceite y un vaso de agua.

Poned la olla con tapa sobre los fogones a fuego alto. Apenas empiece a hervir, disminuid un poco la llama y dejadlo cocer hasta que la calabaza esté cocida y más bien seca. En otra olla verted el aceite, un diente de ajo cortado a trocitos y el jengibre fresco desmenuzado. Hacedlo sofreír durante algunos minutos, verted las judías, controlad el punto de sal y hacedlo cocer durante un cuarto de hora. Añadid la calabaza a las judías y dejad que vaya cogiendo sabor durante algunos minutos, después añadid el perejil troceado. Servid el plato de calabaza y judías con los cuadrados de polenta taragna. Si no tenéis tiempo para preparar la polenta taragna, podéis enriquecer la sopa de judías y calabaza con algún cereal integral cocido, como el arroz integral, el mijo, la quinoa, los copos de arroz o el grano sarraceno.

¡Que aproveche!

  DESCUBRE NUESTROS LIBROS DE RECETAS >>