× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lavanda para la belleza

Recetas de cosméticos naturales con la lavanda
Por Glorianna Vaschetto

lavanda

La habéis visto florecer en primavera, durante el verano la habéis recogido, y ahora que se ha secado podéis utilizarla para muchas y muy útiles recetas de belleza, además de crear saquitos aromáticos para el armario.

Estamos hablando de la lavanda, una de las plantas más aromáticas y bellas del verano, utilizada desde la antigüedad para recetas de belleza.

El nombre deriva de “lavar”, porqué desde la antigüedad esta planta se utilizaba para aromatizar el agua destinada a la higiene personal.

Ya los romanos usaban los manojos de flores para desodorizar los baños termales, sin olvidar que la lavanda constituía la base para preparar perfumes refinados y productos para la salud de la piel y del cabello.

¿Sabías que la lavada es eficaz como tónico para las pieles grasas?

El aceite esencial de lavanda puede ser utilizado junto al de limón, mezclando dos gotas de dos aceites diferentes en una tacita de agua para luego cubrir la piel del rostro por la mañana y por la tarde. O bien podéis verter 3/4 gotas en 100 ml de aceite de jojoba para obtener un compuesto homogéneo, para friccionar dos veces al día sobre la piel del rostro con un poco de algodón.

Como preparar una loción tónica a la lavanda

Ingredientes:

  • 50 gr de flores de lavanda,
  • 30 gotas de aceite esencial de lavanda,
  • 500 ml vinagre de manzana.

Preparación: poner las flores de lavanda en un contenedor de cristal y dejar macerar en vinagre de manzana durante 20 días, agitando regularmente la mezcla, añadir el aceite esencial de lavanda, marinar otras 24 horas y después filtrar. Pesar y añadir la misma dosis de agua destilada. Poner en un frasco spray y usar sobre el rostro como loción tonificante.

Como hacer un exfoliante para el cuerpo a la lavanda

Antes de la ducha, un buen exfoliante para el cuerpo a la lavanda deja la piel suave y perfumada.

Ingredientes:

  • 1 parte de flores secas de lavanda,
  • 3 partes de sal fina,
  • 1 parte de aceite de almendres dulces exprimidas en frío,
  • 1 recipiente con cierre hermético, limpio y perfectamente seco.

Las cantidades son solo indicativas de modo que podéis añadir o disminuir la cantidad de lavanda o de aceite de almendras dependiendo de la intensidad del aroma o de la consistencia que queréis dar a vuestro scrub casero.

Preparación: verter la sal en el recipiente, añadir el aceite de almendras y mezclar, añadir las flores de lavanda y mezclar todo cuidadosamente.