× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Beneficios de los Zumos en tu Alimentación

¿Qué sucede cuando introducimos zumos recién exprimidos de fruta y verdura en la dieta?
Por Dafna Moscati

 Zumos de fruta y verdura

 

Además de fibra, los zumos contienen un amplio surtido de nutrientes necesarios para nuestra salud y nuestro bienestar. A continuación, adjunto de manera breve aquello que ingerimos al incorporar zumos de frutas y verduras frescas en la dieta.

Agua

Los zumos preparados a base de productos frescos nos garantizan un elevado aporte de agua, que es el nutriente más importante para el organismo. El agua representa entre el 70% y el 75% de nuestro peso corporal, la cual participa en todas las funciones del organismo. Regula la temperatura corporal, metaboliza las grasas, genera energía, transporta los nutrientes y elimina toxinas. Además, lubrica las articulaciones y protege los órganos y los tejidos. Sin un adecuado aporte de líquidos, el organismo no puede funcionar normalmente. Integrar zumos en nuestra alimentación satisface una de las condiciones indispensables para estar sanos: el aporte de agua.

Proteínas

Los zumos también contienen varios aminoácidos, que son la unidad química constitutiva de las proteínas. Después del agua, las proteínas son el segundo elemento más abundante de nuestro organismo. Se encuentran presentes en cada una de las células, no son sólo necesarias para la formación de estructuras como el pelo, la piel, los ojos, las uñas, los músculos, el tejido cognitivo y los órganos, sino que también son indispensables para una serie de procesos bioquímicos. El organismo utiliza los aminoácidos para construir enzimas que regulan las reacciones químicas y la actividad hormonal. A pesar de que frutas y verduras contienen proteínas incompletas, los aminoácidos que aportan son extremadamente asimilables. El aporte de fuentes de proteínas alternativas como judías, lentejas, guisantes secos, cereales integrales y derivados animales procedentes de ganadería extensiva es suficiente para integrar las proteínas vegetales de los zumos. Los derivados animales como carne, aves de corral, pescado, huevos y lácteos son los que contienen proteínas en su forma completa. Sin embargo, algunas personas tienen problemas para digerirlas. Para dichas personas es necesario un mayor aporte de proteínas vegetales; es decir, legumbres (judías, lentejas, guisantes secos), oleaginosas y cereales integrales en grano. Recordad también que un exceso de proteínas animales puede conducir a catabolitos ácidos. (La indicación que permite un aporte moderado de proteínas animales va comprendida en fases sucesivas al periodo de desintoxicación, y según innumerables datos científicos, debe suponer un máximo del 4% del total de los alimentos consumidos durante un día).

Carbohidratos

Los zumos contienen muchos carbohidratos, sustancias que suministran energía al organismo. Se trata de azúcares simples que incluyen carbono, hidrógeno y oxígeno. Los carbohidratos complejos o almidones son sustancialmente cadenas compuestas por centenares de moléculas glúcidas. Los carbohidratos se subdividen en tres categorías: azúcares simples, carbohidratos complejos y fibra. Dado que los zumos de fruta contienen una elevada concentración de azúcares simples, en particular de fructosa, mi recomendación es consumirlos con moderación, no más de 120 ml al día. En cambio, podéis consumir muchos azúcares de verduras. Pues si fruta y verdura contienen fibras solubles o insolubles, los zumos sólo contienen fibra soluble.

Ácidos grasos esenciales (EFA)

Los zumos sólo contienen una mínima cantidad de ácidos grasos esenciales. Dado que son elementos básicos para la producción de energía y la formación de tejido nervioso, de membranas celulares y de hormonas particulares como la prostaglandina, es necesario complementar nuestra dieta con ácidos grasos esenciales. Para hacerlo de forma sencilla se recomienda preparar los zumos détox con una proporción significativa de hortalizas verdes. Después podemos verter el zumo en la batidora y añadir un aguacate, semillas de linaza molidas (excelente fuente de ácidos grasos omega 3) y mezclarlo todo hasta obtener un licuado verde muy nutritivo y rico. Además, si necesitamos un mayor aporte de omega 3 puede ser de utilidad considerar si integramos a nuestra alimentación aceite de pescado, aceite de kril (crustáceo pequeño parecido a un camarón), aceite de hígado de merluza o aceite de semillas de linaza ¡para beneficio del cabello, de la piel, de las articulaciones y del corazón! Para la utilización de semillas de linaza es preferible machacarlas hasta que se hagan polvo y consumirlas antes de un par de días para evitar que pierdan sus propiedades.

Zumos de frutaVitaminas

Los zumos détox son conocidos también como «vitaminas líquidas», porque proporcionan una gran variedad de nutrientes vitales. Las vitaminas son nutrientes naturales, necesarias en pequeñas cantidades para mantener las actividades metabólicas y de crecimiento del organismo. Muchas vitaminas actúan como coenzimas y participan en muchas reacciones en el interior del cuerpo. La mayor parte no podemos sintetizarlas, por lo que debemos incorporarlas mediante la alimentación. Los zumos de fruta y verdura son excelentes fuentes de vitaminas hidrosolubles, en particular de muchas del complejo B, de vitamina C y de fitonutrientes. Contienen también algunas vitaminas liposolubles, sobre todo carotenos (provitamina A), vitamina E y vitamina K.

Minerales

Los zumos détox contienen una amplia gama de minerales. Los más presentes en nuestro organismo son el calcio, el cloro, el magnesio, el fósforo, el potasio, el sodio y el azufre. Los oligoelementos, de los cuales sólo se necesitan cantidades mínimas, comprenden el boro, el cromo, el cobalto, el cobre, el flúor, el magnesio, el molibdeno, el níquel, el selenio, el vanadio y el zinc. Todos estos nutrientes son indispensables para el desarrollo de muchas funciones, tales como la formación de tejido óseo y sangre, y el mantenimiento de la normal actividad de las células y, en particular, para la producción de energía. Los minerales son elementos inorgánicos que las plantas absorben de la tierra e incorporan en sus tejidos, combinándolos con moléculas orgánicas que pueden ser ingeridas posteriormente de forma totalmente biodisponible con los zumos, los cuales nos aportan todos los minerales y oligoelementos necesarios para mantenernos sanos.

Enzimas

Existen procesos bioquímicos que no pueden suceder sin la presencia de enzimas, indispensables para miles de procesos como el metabolismo, la producción de energía y la construcción y reparación de las células. A menudo, se suele llamar a las enzimas «mano de obra» del organismo, porque sin ellas nuestras células no podrían sobrevivir. Los zumos détox son muy ricos en compuestos enzimáticos, porque están preparados con productos crudos y vivos. El calor, siempre presente cuando un alimento se cuece, se soasa, se pasteuriza o se empaqueta, las destruye. Cuando bebemos un zumo preparado con hortalizas y frutas frescas, procuramos al organismo muchas enzimas necesarias para digerir, ahorrándole así a nuestros órganos el esfuerzo extra que deberían hacer para producirlos. Esto permite trasladar nuestra energía necesaria para la digestión a otras funciones vitales, como la reparación y la desintoxicación, y es uno de los motivos por los cuales las personas que beben regularmente zumos sienten, en general, tener más energía.

Biofotones

Los fotones son rayos luminosos de energía presentes en las células vivas de los alimentos crudos, como la fruta y la verdura. Son nuevas fronteras para la investigación científica y se ha demostrado que cuando son fotografiados con un proceso llamado «fotografía Kirlian», emiten una energía luminosa coherente que una vez ingerida se cree que tiene muchos beneficios. Además, se cree que los biofotones favorecen la comunicación entre las células y alimentan las mitocondrias, los orgánulos celulares responsables de la producción de ATP, nuestro carburante energético, y el ADN. Se cree que contribuyen a aumentar nuestra energía, vitalidad y sensación de total bienestar. Se destruyen fácilmente con el calor y con la preparación de las comidas.

Fitonutrientes

Conocidas también como «sustancias químicas vegetales» y «fitoquímicas», son productos procedentes de las plantas para protegerse de enfermedades, de la contaminación y de otros posibles daños. También son responsables de su color, olor y sabor. En la fruta y en la verdura que comemos hay presentes decenas de miles de fitonutrientes. Por ejemplo, un tomate puede contener hasta diez mil tipos diferentes. Son más resistentes al calor que las vitaminas y las enzimas, por lo que sobreviven a la cocción. Sin embargo, un zumo détox nos aporta una mayor concentración, porque normalmente centrifugamos cantidades de hortalizas mucho mayores de las podríamos asumir de una sola vez si tuviéramos que masticarlas. Aunque parezcan ingredientes de un champú, los fitonutrientes como el sulfuro de alilo, la cúrcuma, el ácido elágico, el gingerol, el indol, el isotiocianato, el sulforafano, el limoneno, el licopeno y los monoterpenos son sustancias capaces de contrarrestar una vasta gama de enfermedades. Según las investigaciones, las personas que consumen grandes cantidades de fruta y verdura tienen una menor incidencia en casos de cáncer, sobre todo de estómago, de mama, de pulmón, de próstata, de piel, de hígado y de páncreas. Además, se ha demostrado que los fitonutrientes ayudan a reducir las inflamaciones, a reducir el colesterol, a combatir virus, a curar úlceras, a mejorar la competencia inmunitaria, a estimular la actividad de las enzimas desintoxicantes y a proteger el ADN ante cualquier daño. Alimentos como el ajo, la cebolla, el jengibre, la cúrcuma, las fresas, las crucíferas (brócoli, col, coliflor…), los cítricos, los tomates, las frutas del bosque y las cerezas son particularmente ricas en este compuesto.

zumos biológicos

Elegid productos biológicos

La mejor manera de obtener los zumos más saludables posibles es comprar productos biológicos cada vez que podáis. Mientras sigáis en la fase de desintoxicación es aún más importante evitar ingerir fitofármacos y demás sustancias tóxicas; es decir, precisamente esas de las que estás intentando libraros. Los productos hortofrutícolas biológicos certificados se cultivan sin el uso de pesticidas, fungicidas, herbicidas y fertilizantes químicos. Además, estas empresas no utilizan simiente modificada genéticamente.

Qué descartamos y qué conservamos durante la preparación de los zumos

  • Eliminad los huesos y las semillas más duras.
  • No eliminéis las semillas más tiernas, como las de la manzana o las de la pera.
  • Dejad los tallos y las hojas de la mayoría de las hortalizas, como las hojas de los rábanos y el tallo del perejil, por su alto contenido en nutrientes. Procurad eliminar los tallos más duros (las hojas del apio resultan muy amargas).
  • Eliminad la parte verde de las zanahorias porque contienen sustancias tóxicas.



Zumos para la longevidad, en resumen

Continuad comiendo alimentos integrales y alcalinizantes eligiendo productos ecológicos y no modificados genéticamente, limitando al máximo las fuentes de sustancias tóxicas, bebiendo mucha agua y comiendo crudo, como mínimo, la mitad de los alimentos que consumís. Enriqueced vuestra alimentación con zumos de verdura consumiendo uno o dos al día.

Lee también los otros artículos de Dafna Moscati sobre los zumos:

¡Zumos y Detox para todos!

Zumos Detox: 5 recetas de extractos depurativo


Descubre nuestros libros de zumos y batidos:

Smoothie: La Revolución Verde Victoria Boutenko

Smoothie: La Revolución Verde

Victoria Boutenko

El poder curativo y dietético de los licuados verdes, con 200 recetas

Gaia Ediciones

9,50 €

10,20 $

Añadir al carrito
Superfood Smoothies - Julie Morris

Superfood Smoothies (Batidos de Superalimentos)

Julie Morris

100 recetas deliciosas, energéticas y ricas en nutrientes

Sirio Editorial

16,95 €

18,19 $

Añadir al carrito
Zumos Verdes - Carla Zaplana

Zumos Verdes

Carla Zaplana

Fuentes de energía, belleza y salud

Grijalbo

12,90 €

13,84 $

Momentáneamente no disponible

¿Quieres saber más?

Cómo Curan los Zumos Verdes - Blanca Herp

Cómo Curan los Zumos Verdes

Blanca Herp

Beneficios de la clorofila y los alimentos crudos para la salud

RBA Integral

14,00 €

15,02 $

Añadir al carrito
Zumos Para la Salud Kara M. L. Rosen

Zumos Para la Salud

Kara M. L. Rosen

Consejos y recetas detox para purificar y fortalecer tu cuerpo

Lunwerg Editores

15,95 €

17,12 $

Añadir al carrito
La Biblia de los Batidos Saludables - Farnoosh Brock

La Biblia de los Batidos Saludables

Farnoosh Brock

Adelgaza, desintoxícate, combate las enfermedades y disfruta de una larga vida

Sirio Editorial

16,95 €

18,19 $

Añadir al carrito
La Dieta de los Batidos Verdes Crudos - Carlos de Vilanova

La Dieta de los Batidos Verdes Crudos

Carlos de Vilanova

Un manantial de salud y bienestar a tu alcance

Sirio Editorial

14,50 €

15,56 $

Añadir al carrito
Leches Vegetales, Zumos y Batidos - Cecilia Benedit

Leches Vegetales, Zumos y Batidos

Cecilia Benedit

Con leches vegetales para bebés, activación y germinado de semillas

Sirio Editorial

14,50 €

15,56 $

Añadir al carrito
Superfood Smoothies - Julie Morris

Superfood Smoothies (Batidos de Superalimentos)

Julie Morris

100 recetas deliciosas, energéticas y ricas en nutrientes

Sirio Editorial

16,95 €

18,19 $

Añadir al carrito
Doctor Smoothie - Victoria Boutenko

Doctor Smoothie

Victoria Boutenko

Guía completa de salud con las dolencias más comunes y los 150 smoothies verdes que las previenen o remedian

Gaia Ediciones

12,95 €

13,90 $

Añadir al carrito
Depuración Smoothie Verde 10 JJ Smith

Depuración Smoothie Verde 10

JJ Smith

Limpia el organismo, incrementa la energía, mejora la salud general y elimina el sobrepeso en 10 días

Gaia Ediciones

9,00 €

9,66 $

Añadir al carrito