× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Libro

Los arcanos mayores del Tarot (cartoné)

Los arcanos mayores del Tarot (cartoné)

Introducción de Hans Urs von Balthasar

41,00 €

43,80 $

Disponibilidad: inmediata

Gastos de envío gratuitos para España Península

Autor: Anónimo

Editor: Herder Editorial

Libro

Págs: 712

Formato: 14,8x22

Año de edición: 2003

Valoración media: (1 comentario)

DESCRIPCIÓN

En estas meditaciones, un pensador cristiano y piadoso de innegable probidad nos da a conocer los símbolos del hermetismo cristiano en sus distintos planos mística, gnosis y magia- recurriendo a las ciencias cabalísticas y a ciertos aspectos de la alquimia y la astrología. Dichos símbolos aparecen en los llamados arcanos mayores del antiguo juego de cartas conocido por el nombre de taroco o, más comúnmente hoy, tarot. El autor trata de situarlos en el plano de la sabiduría más profunda, por lo universal, del misterio católico. Recordemos, en primer lugar, que semejante tentativa no es única en la historia del pensamiento católico, teológico y filosófico, por extraño que les resulte a muchos lectores creyentes actuales. La antigua sabiduría bíblica y cristiana luchó desde el principio contra todo fatalismo en nombre de la soberanía y libertad de Dios frente a todas las potencias cósmicas, sin negar por ello la existencia de causas segundas de orden terreno utilizadas por la Providencia para dirigir el curso de las cosas. Recordemos en este contexto la doctrina de san Pablo según la cual los elementos del mundo (venerados por muchos como potencias angélicas), las potestades y dominaciones, los príncipes de este siglo, son reconocidos en su realidad y eficiencia, pero han de ser también sojuzgados e incorporados al cortejo triunfal de Cristo (Col 2,15). Orígenes, yendo hasta el final de esa línea de pensamiento, acometió como cristiano la empresa de esclarecer con la revelación bíblica no sólo la sabiduría filosófica de los paganos, sino también la «sabiduría de los príncipes de este mundo . Por lo cual entendía él «algo así como la filosofía oculta de los egipcios» (aludiendo especialmente a los escritos herméticos atribuidos a Hermes Trismegisto, es decir, el dios egipcio Thot), «la astrología de los caldeos e hindúes, que prometen enseñar la ciencia de las cosas supraterrenas», y asimismo «las múltiples doctrinas de los griegos acerca de lo divino». Dentro justamente de esta tradición ininterrumpida que se esfuerza con verdadera escrupulosidad por alcanzar el corazón mismo de la sabiduría cristiana hay que colocar a nuestro autor. Cierto que en ocasiones se aparta un poco de esta vía central dando un paso de más hacia la izquierda (por ejemplo, cuando dice que la doctrina de la reencarnación es al menos digna de examen desde la perspectiva cristiana) o hacia la derecha (al avecinar demasiado al dogma, de manera un tanto fundamentalista, simples opiniones o prácticas religiosas, o cuando de pronto se pone a hablar de los consejos evangélicos, la recitación del rosario y cosas parecidas). Con todo, la abundancia casi aplastante de auténticas y fecundas luces que proyecta sobre nosotros bien justifica que un público más numeroso de lectores no se vea privado de esta riqueza espiritual. De hecho, sin apenas propaganda, estas cartas de ultratumba han empezado a llegar a sus destinatarios, esos amigos desconocidos a quienes van dirigidas. Con la publicación de esta obra, la Editorial Herder espera prestar un servicio positivo a la reflexión teológica de los lectores de habla castellana, que encontrarán en ella un cierto contrapeso a los estudios teológicos excesivamente abstractos o positivistas, por una parte, y sobre todo a los malabarismos superficiales de la literatura esotérica (magia, gnosis, astrología, horóscopos) hoy tan de moda, por la otra. El cristiano adulto debe, como ya recomendaba san Pablo a sus discípulos, «examinarlo todo y quedarse con lo bueno.

AUTOR

Anónimo

Anónimo

En la literatura de todos los países, han sido publicadas y aún se publican obras de autor anónimo. En ocasiones, se debe al hecho de que estos libros pertenecen a las primeras manifestaciones literarias de una lengua, o por haber aparecido primeramente en forma oral y transmitidas de boca en boca, hasta ser transcriptas, otras veces por los problemas socio-políticos, o religiosos que pudieran existir en un momento histórico determinado. En algunos casos, el editor elige la opción de poner que el autor es Anónimo cuando duda de la verdadera personalidad del creador de una determinada obra.

Vuestros comentarios

¿Te gustó este libro?   Escribe tu comentario

  • Escrito por:
  • San Luis Potosí Mexico

Es una obra que se caracteriza por desarrollar el concepto Espiritual personal, aunque no dejo de ver que esta imbuida, de una filosofia "Catolica" que el autor no mide, pues a la luz de esta "ERA", ya no es rescatable. Tengo en mi haber dicho libro, es un gran libro digno de tenerse como armamentarium de cualquier Tarotista y cabalista. A cerca de dos años de distancia de su compra me entusiasma su contenido y su forma, pues guarda una verdadera vigencia, hace del pasado y del futuro un hermoso presente. En la búsqueda de la luz, es una estación digna de disfrutar, su contenido en verdad muy cuidado. Dr josé Contreras

Da tu opinión acerca de este comentario