× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Libro

Los Magos de los Dioses Graham Hancock

Los Magos de los Dioses

Las huellas de los Dioses

25,90 €

27,61 $

Disponibilidad: inmediata

Gastos de envío gratuitos para España Península

Autor: Graham Hancock

Editor: La Esfera de los Libros

Libro

530 + 40 ilustraciones

Formato: 16x24

Año de edición: 2016

¿Te gustó este libro? Escribe tu comentario

DESCRIPCIÓN

Recientes excavaciones arqueológicas en Göbekli Tepe (Turquía) han descubierto una serie de círculos megalíticos de piedra de 12.000 años de antigüedad que no solo son más grandes y completos que Stonehenge, sino también 7.000 años más antiguos.

Estos misteriosos monumentos fueron enterrados de forma deliberada, como una cápsula del tiempo, a la espera de que fueran hallados. Los antiguos egipcios representaban al cometa como el fénix que, a largos intervalos, realizaba un «gran retorno» y renacía del fuego.

Un mensaje astronómico codificado en la Esfinge y las pirámides de la meseta de Guiza nos avisa de que el «gran retorno» tendrá lugar en nuestra época. El mismo mensaje ha sido identificado en Göbekli Tepe.

Cerca del final de la última edad del hielo, hace 12.000 años, un gigantesco cometa que había entrado en el sistema solar desde las profundidades del espacio miles de años antes se rompió en múltiples fragmentos. Algunos chocaron contra la Tierra, originando un cataclismo global a una escala nunca vista desde la extinción de los dinosaurios. Al menos ocho de los fragmentos cayeron en el casquete polar norteamericano y otros más en el europeo.

Una segunda serie de impactos tuvieron lugar hace 11.600 años, la fecha exacta que da Platón para la destrucción y hundimiento de la Atlántida. Las evidencias reveladas en este libro demuestran más allá de cualquier duda razonable que una civilización avanzada floreció durante la Edad del Hielo y fue destruida por un cataclismo global hace entre 12.800 y 11.600 años.

Sin embargo, hubo supervivientes, conocidos por culturas posteriores como "los sabios", "los magos", "los que brillan" y "los misteriosos maestros de los cielos". Viajaron por el mundo en sus grandes barcos haciendo todo lo que estaba en su poder para mantener viva la llama de la civilización. Se asentaron en puntos claves: Göbekli Tepe (Turquía), Baalbek (líbano), Guiza (egipto), la antigua Sumer, México, Perú y el Pacífico, donde recientemente se ha descubierto una inmensa pirámide en Indonesia.

A donde quiera que iban, estos "magos de los dioses" llevaban consigo el recuerdo de una época en la cual la humanidad había perdido su armonía con el universo y pagado un elevado precio por ello. 

 

INTRODUCCIÓN

ARENA

Una casa levantada sobre cimientos de arena siempre estará en peligro de derrumbarse.

Se van acumulando las evidencias, pese a que la mayoría de los añadidos construidos después son de gran calidad, de que el edificio de nuestro pasado erigido por historiadores y arqueólogos se asienta sobre unos cimientos peligrosamente defectuosos y carentes de estabilidad. Un cataclismo que alcanzó el grado de extinción tuvo lugar en nuestro planeta hace entre 12.800 y 11.600 años. Se trató de un acontecimiento global en cuanto a sus consecuencias y afectó a la humanidad profundamente. Dado que las evidencias científicas que demuestran su existencia comenzaron a descubrirse a partir de 2007, y como sus implicaciones todavía no han sido en absoluto tomadas en consideración por historiadores y arqueólogos, nos vemos obligados a contemplar la posibilidad de que todo lo que nos han enseñado sobre los orígenes de la civilización pueda ser erróneo.

Sobre todo ha de considerarse como una hipótesis razonable que los mitos del mundo entero relativos a una edad de oro finiquitada por una inundación y el fuego son ciertos, y que un capítulo entero de la historia humana fue borrado en esos 1.200 cataclísmicos años transcurridos hace entre 12.800 y 11.600 años..., un capítulo no de cazadores-recolectores, sino de civilización avanzada.

¿Esa civilización, en el caso de que existiera, dejó algún rastro que podamos ser capaces de identificar hoy día, a pesar haber pasado tanto tiempo? Y, de ser así, ¿su pérdida tiene alguna importancia real para nosotros?

Este libro es un intento de responder a esas cuestiones.