× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Libro

La Voz del Silencio H. P. Blavatsky

La Voz del Silencio

9,00 €

9,53 $

Disponibilidad: inmediata

Autor: Helena Petrovna Blavatsky

Editor: Humanitas Editorial

Libro

Págs: 96

Formato: 13,5x20,5

Año de edición: 1990

¿Te gustó este libro? Escribe tu comentario

DESCRIPCIÓN

La obra a que pertenecen los fragmentos que aquí traduzco, forma parte de aquella misma serie de la cual han sido sacadas las estancias del Libro de Dzyan, en las que está basada La Doctrina Secreta.

El Libro de los Preceptos de Oro reclama igual origen que la gran obra mística denominada Paramârtha, la cual, según nos dice la leyenda de Nâgârjuna, fue entregada al gran Arhat por los Nâgas o "serpientes" (título que se daba a los antiguos iniciados). Sin embargo, sus máximas y sus ideas, aunque nobles y originales, encontrándose con frecuencia bajo formas diversas en las obras sánscritas, tales como el Dnyaneshawari, soberbio tratado místico en el cual Krishna describe a Arjuna con brillantes colores la condición de un Yogui plenamente iluminado; y también en ciertos Upanishadas.

Esto es muy natural, puesto que, si no todos, la inmensa mayoría de los más grandes Arhats, los primeros discípulos de Gautama Buddha, eran indos y arios, y no mogoles, especialmente aquéllos que emigraron al Tibet.

AUTOR

Helena Petrovna Blavatsky

Helena Petrovna Blavatsky

Helena Petrovna Hahn Fadéef de Blavatsky, fundadora de la Sociedad Teosofica, nació en Rusia el 31 de julio de 1831 y murió en Londresel 8 de mayo de 1891. Es sin duda alguna la figura más representativa del ocultismo de fines del siglo XIX. Es la personalidad a la que alguien mencionó como "la mensajera que transmitió a la cultura occidental doctrinas esotéricas orientales casi desconocidas". Su clarividencia la empujó a un sediento peregrinar. Canadá, Estados Unidos, Francia, Alemania, México, Perú, Japón, Singapur, Colonias Holandesas, la India, etcétera, saben de sus esfuerzos por explicar a las mentes científicas el significado de los fenómenos paranormales por medio de la demostración práctica de sus propios poderes y divulgando el punto de vista ocultista.
Hoy, después de muchos años, el despertar espiritual del mundo comienza a reivindicarla, distinguiéndola por su obra y por la importancia que ella tiene en la constante evolución espiritual de la humanidad.