× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Libro

La Curación Definitiva del Estreñimiento Crónico - Arnold Ehret

La Curación Definitiva del Estreñimiento Crónico

Superando el estreñimiento de forma natural

11,70 €

12,54 $

Disponibilidad: inmediata

Autor: Arnold Ehret

Editor: Librería Argentina Ediciones

Libro

Págs: 62

Formato: 15x21

Año de edición: 2013

¿Te gustó este libro? Escribe tu comentario

DESCRIPCIÓN

Es el hombre estreñido el que está cargado con tal masa de suciedad interna que sólo puede ser considerada indescriptible.

Su tracto alimentar, desde la boca del ano hasta la garganta, está lleno de mucosidades enfermizas, no digeridas, descompuestas y sustancias alimenticias retenidas, todo en un estado de fermentación y putrefacción.

Durante toda su vida, sus intestinos nunca tuvieron una limpieza perfecta. Después de cada evacuación, el ano necesita ser limpiado artificialmente, lo que en los indica que las paredes internas de los intestino retienen, después de cada paso por ellas, cantidades de la misma suciedad.

AUTOR

Arnold Ehret

Arnold Ehret

Arnold Ehret (Friburgo, 1866) sufría de problemas renales crónicos. Después de visitar la consulta de 24 médicos diferentes, finalmente decidió curarse por si mismo a través de los métodos naturales (vegetarianismo y curación mental), viviendo casi exclusivamente de la abundancia de frutos del lugar. Su estado mejoró rápidamente. El éxito coronó sus esfuerzos, pues no sólo recuperó la buena salud, sino también obtuvo una energía increíble, la fuerza y la alegría de vivir. Tras su experiencia inició a divulgar el Sistema de Sanación por Dieta Amucosa y fue uno de los fundadores del Vitalismo en dietética. Al llegar a Estados Unidos, justo antes de la Primera Guerra Mundial, el profesor Ehret se embarcó en una gira de conferencias que le hizo inmensamente popular. A los cincuenta y seis años, mientras disfrutaba de un estado superior de salud, Ehret sufrió una fractura basal del cráneo tras una caída, que causó su muerte casi instantánea.