× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Libro

Flores en Cuerpo y Alma

Flores en Cuerpo y Alma

Integración de la reflexología y la terapia floral

14,00 €

14,90 $

Disponibilidad:

Autor: Maite Hernández

Editor: Mtm Editores

Libro

Págs: 204

Formato: 17x17

Año de edición: 2000

¿Te gustó este libro? Escribe tu comentario

Momentáneamente
No disponible

¿Quieres recibir un aviso cuando vuelva a estar disponible?

  Avísame

DESCRIPCIÓN

Magnífica e inédita integración que la conocida terapeuta ha conseguido de una forma amorosa y profesional. Flores en cuerpo y alma nos ayuda a comprender cómo cada emoción configura un modo determinado de alteración mental o física y cómo cada órgano se corresponde con nuestras vivencias y creencias. Conocer las emociones reflejadas en los pies del ser humano y la flor relacionada con dicho estado psicológico, y aprender cómo masajear y tratar el punto reflexológico, hacen de este libro una obra práctica e imprescindible para todo el que desee realizar una medicina integrada y evolutiva.

AUTOR

Maite Hernández

Maite Hernández

Maite Hernández nació en invierno de 1956, bajo el signo de Sagitario, marcado por el ascendente Escorpio, en el pueblo de Benavente, Zamora, bajo el amparo de una familia humilde. Tenía tres años cuando empezó a leer, en la cocina de casa, junto a su madre, y tomó la decisión absoluta de leer todo lo que se le pusiera por delante. A los cinco años leía ya textos largos y su pasión por la lectura se desató convirtiendo en objeto de deseo cuentos, novelas, cómics y tebeos, incluso los envoltorios y trozos de periódico que le daban en las tiendas. Ya entonces empezó a escribir sus primeros poemas. Pero fue a los nueve años cuando empezó a ir a la escuela. Siendo aún pequeña, sus padres emigraron a Terrassa (Barcelona), donde su padre logró un puesto como maestro. Más tarde se trasladaron a Vallromanes, donde Maite Hernández desarrolló una forma de creatividad que fue la base de todos los aprendizajes futuros de su vida. La infancia en Vallromanes transcurrió en una casa solitaria de la montaña, donde sus escapadas al monte y el encanto de la naturaleza la atraparon, y conoció el embrujo de la comunicación con la naturaleza. Sus amigos eran los árboles, las nubes y las flores, unas flores que más tarde vería en los libros de las esencias florales. Fue entonces cuando tomó contacto con el poder curativo que emanaba de la belleza y de la armonía de su amada naturaleza. En las esencias tomaban forma los espíritus del bosque encontrados en la infancia. Empezó el bachillerato en Granollers (Barcelona) y más tarde lo terminó en un buen internado del Montseny. De nuevo volvió a Madrid y se formó en la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado de la Complutense, haciendo dos especialidades: Ciencias Humanas y Filología. Al finalizar sus estudios tuvo dos hijos y fue entonces cuando comenzó una inacabable búsqueda espiritual, indagando sobre el sentido de la vida y de la muerte, investigando en Madrid, Barcelona, Alemania y América Latina, sobre meditación, Yoga, Chi gong, C ábala, Mística, Tarot, Radiestesia, Geobiología y Feng shui, entre otras disciplinas. Maite Hernández empezó entonces a elaborar tinturas y creó una empresa de Esencias Florales que pronto multiplicó sus ventas y se expandió por todo el país. Empezó a dar cursos en Nestinar, Barcelona, y en Holograma y Ecocentro, de Madrid. Fue entonces, en 1995, cuando escribió su primer libro sobre terapia floral, Guía de Esencias Florales, Orquídeas del Amazonas y Extractos de Cristales, editado por Elfos. En 1999 empezó también a trabajar con el ayuntamiento de Madrid en un proyecto de Educación Intercultural para prevenir el racismo y la xenofobia. En la misma época escribía la obra Flores en Cuerpo y Alma, en la que confluyen, en una interesante vía integrada, la terapia floral y el masaje reflejo. Según sus propias palabras, "la vida puede convertirse en un viaje hacia el bienestar, y el bienestar, suele ser producto del autoconocimiento como seres únicos y, a la vez, hermanos gemelos de la humanidad".