× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Libro

Decretos, Símbolos y Meditaciones de la Energía del Amanecer Irma García Albarrán

Decretos, Símbolos y Meditaciones de la Energía del Amanecer

11,00 €

11,81 $

Disponibilidad: inmediata

Autor: Irma García Albarrán

Editor: Yug Editorial

Libro

Págs: 184

Formato: 13,5x20

Año de edición: 2016

¿Te gustó este libro? Escribe tu comentario

DESCRIPCIÓN

La Energía del Amanecer es una técnica alternativa de salud para padecimientos físicos, mentales, emocionales y energéticos. Consta de ejercicios de mentalización con símbolos, colores y figuras y pronunciación de decretos.

Es información canalizada de seres de luz como arcángeles, Imoyedas y Pleyadianos e integrantes de la Confederación Vionce.

Los arcángeles ayudan a sanar emociones y de ese modo mejorar la salud física y sanar al planeta. Hace miles de años dejaron estos símbolos; este libro muestra esa sabiduría y la técnica de los símbolos y los beneficios que brinda con decretos y meditación.

Un decreto mejora y mueve la energía en un problema específico. Combinado con el símbolo y ejercicios mentales forma una espiral de energía positiva para solucionar problemas en las relaciones humanas. Nos ayuda a mejorar el desarrollo físico, mental y espiritual que todos podemos acrecentar.

Los Hermanos Cósmicos o arcángeles nos enseñan que dentro de uno mismo existe la fuerza necesaria para mejorar nuestra vida personal, familiar y colectiva. La Confederación Intergaláctica Vionce nos invita a asomarnos al entorno cósmico y prepararnos para la experiencia del cambio de era que nos tocó vivir.

La Energía del Amanecer trabaja en distintas frecuencias de luz, como Energía fría de Quetzalcoatl, Plasma energético, Luz cristal, crística, etc.

La mentalización de símbolos nos conecta con la energía solar y universal y podemos aplicarla o transmitirla por medio de ejercicios mentales o imposición de manos. El único requisito para manejar esta energía es la buena intención. Todos formamos parte de una misma realidad y podemos participar dirigiendo nuestros pensamientos positivos.