× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Libro

El décimo hombre

El décimo hombre

18,00 €

19,06 $

Disponibilidad: inmediata

Autor: Wei Wu Wei

Editor: La Llave Ediciones

Libro

Págs: 224

Formato: 14x21

Año de edición: 2006

¿Te gustó este libro? Escribe tu comentario

DESCRIPCIÓN

En su conjunto, éste es un libro que merece la atención de los lectores más decididos y inteligentes, destinado tan sólo a los pocos que sean capaces de deshacerse de sus prejuicios intelectuales y de seguir al autor a través de sus sorprendentes diálogos, exposiciones y reflexiones. En suma, es un libro que hay que leer con suma atención, comprensión y apertura. Celebramos este gran logro del autor.

B.V. Narayana Reddy, The Aryan Path (Bombay), octubre 1967

Wei Wu Wei escribe: “Todo ser sintiente que hable desde la posición del Yo puede decir a su personalidad fenoménica: permanece quieto y sabe que yo soy Dios”. Porque, cuando permanecemos verdaderamente quietos, no sólo sabemos quiénes somos sino que lo vemos con mucha más claridad que nada de lo que hayamos visto hasta entonces.

D.E. Harding, en The Middle Way

AUTOR

Wei Wu Wei

Terence Gray, que firmaba sus obras con el pseudónimo de Wei Wu Wei, nació en 1895 en una familia Irlandesa. Vivió en Cambridge y estudió en la universidad de Oxford. En su juventud se interesó por la Egiptología, y publicó dos libros sobre la historia del antiguo Egipto en 1923. Durante la década de los años 20 se dedicó a la producción artística, fue creador de originales piezas de danza teatral, publicó varias revistas relacionadas con el arte y también dos libros.

En 1958, a la edad de 63 años, Terence publica su primer libro, con el sobrenombre de Wei Wu Wei. Así firmó el resto de sus libros con excepción del último en 1974 que firmó bajo el pseudónimo de O.O.O.. Sólo después de su muerte se desveló su verdadera identidad en los círculos espirituales.