× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Libro

La Constante Universal de la Vida

La Constante Universal de la Vida

25,00 €

26,87 $

Disponibilidad: inmediata

Gastos de envío gratuitos para España Península

Autor: Frederick Matthias Alexander

Editor: La Liebre de Marzo

Libro

Págs: 335

Formato: 17,5x24

Año de edición: 2008

¿Te gustó este libro? Escribe tu comentario

DESCRIPCIÓN

Este libro inspirador no es una exposición teórica de su técnica porque Alexander estaba siempre preocupado por los aspectos prácticos. Con su manera de observar deliciosamente clara, Alexander pone ante el lector lo que aún hoy es ignorado de forma casi universal: que el modo en que nos usamos a nosotros mismos es una influencia constante en todas nuestras actividades vitales.

Para los que quieren avanzar en el aprendizaje de la Técnica Alexander, este libro es un compañero y un guía que alienta en el viaje y nos recuerda que el deseo de libertad de pensamiento y acción sólo puede hacerse real mediante el logro de la libertad en el pensamiento y la acción. Damos la bienvenida a esta traducción, largo tiempo esperada, de un texto clásico.

"Sin cambio, es decir, sin ponerse en contacto con lo que no es familiar (lo desconocido), no podemos realizar los cambios en nosotros mismos y, a través de nosotros, en el mundo exterior, que son esenciales para el crecimiento y el desarrollo básicos de una civilización que avanza." F.M. Alexander

AUTOR

Frederick Matthias Alexander

Frederick Matthias Alexander

Frederick Matthias Alexander nació en Tasmania en 1869 e inició su carrera como actor en Sidney. Problemas graves con su voz le impulsaron a investigar y desarrollar un método para mejorar el uso de su propio cuerpo que no sólo le devolvió la voz sino que demostró tener un alcance mucho mayor. Comenzó a enseñar su técnica en Australia y luego se trasladó a Londres, donde fundó una escuela y publicó varios libros. Murió en 1955.