× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Libro

Aberraciones Psíquicas del Sexo Mario Roso de Luna

Aberraciones Psíquicas del Sexo

18,00 €

19,23 $

Disponibilidad: inmediata

Autor: Mario Roso de Luna

Editor: Corona Borealis Editorial

Libro

Págs: 248

Año de edición: 2010

¿Te gustó este libro? Escribe tu comentario

DESCRIPCIÓN

Aberraciones psíquicas del sexo o El Conde de Gabalis es la obra más rara y difícil de encontrar escrita por Mario Roso de Luna.

A lo largo de estas páginas, Roso de Luna desarrolla en sus comentarios, enseñanzas y conocimientos desvelados de la obra El Conde de Gabalis – revelaciones acerca de las Ciencias Secretas, escrita por el Abate Villars en 1670. Debemos destacar que esta fue la última obra del Abate Villars y se da la extraña circunstancia que tras concluirla fue asesinado en pleno día en la ruta de Lyon. Tenía 38 años.

Lo cierto es que, si bien en un disimulado tono irónico y satírico, indudablemente el Abate Villars reveló secretos cabalísticos más allá de lo permitido. Es sobre este texto que el Dr. Roso de Luna nos brinda a través de un excelente entramado de exposiciones, numerosos secretos y revelaciones sumamente profundas y controvertidas.

Toda la obra trata sobre el comercio carnal entre seres humanos y espíritus elementales. Los amantes de los libros raros sobre esoterismo estarán encantados de poseerlo. 

AUTOR

Mario Roso de Luna

Mario Roso de Luna

Mario Roso de Luna fue un astrónomo, periodista, escritor, teósofo y masón español. Se definía a sí mismo como un “teósofo y ateneísta” y como tal miembro del Ateneo de Madrid, trató con personajes como Miguel de Unamuno y Valle-Inclán. Como teósofo, tradujo al castellano las obras de H.P. Blavatsky. Como masón, fue iniciado adoptando el nombre simbólico de “Prisciliano”, en la logia “Isis y Osiris”, de Sevilla, siendo V. M. Diego Martínez Barrio. Como astrónomo, descubrió un nuevo astro, de la constelación del Auriga que fue inscrito por decisión de la Academia de Ciencias de París como “Cometa Roso de Luna”.