× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Libro

La catástrofe perfecta

La catástrofe perfecta

Crisis del siglo y refundación del porvenir

15,00 €

15,99 $

Disponibilidad: inmediata

Autor: Ignacio Ramonet

Editor: Icaria Editorial

Libro

Págs: 136

Formato: 13 x 21,5

Año de edición: 2009

¿Te gustó este libro? Escribe tu comentario

DESCRIPCIÓN

El capitalismo experimenta, en promedio, una crisis grave cada diez años. Pero un sismo económico de la intensidad del “otoño negro” de 2008 sólo se produce una vez por siglo. Sin embargo, ningún otro antes que éste había combinado una suma de amenazas cruzadas tan alarmantes. Todo el sistema financiero se hundió. Y una doctrina quebró: la del neoliberalismo, responsable de la desregulación de los mercados y la especulación desenfrenada de los últimos treinta años. Por si esto fuera poco, el huracán –primero inmobiliario y bancario, luego bursátil– se propagó rápidamente a todo el campo económico para convertirse en una tempestad industrial y, por último, social. Todo ello, en medio de una atmósfera global ya viciada por una triple crisis: energética, alimentaria y climática. Y en un contexto geopolítico marcado por el debilitamiento de la hegemonía estadounidense y el creciente poder de China. La convergencia y la confluencia de todas estas tensiones, en el mismo momento y en todo el planeta, convierten a este cataclismo en una catástrofe perfecta.

AUTOR

Ignacio Ramonet

Ignacio Ramonet

Ignacio Ramonet es doctor en semiología e historia de la cultura por la École d'Hautes Etudes de París. Profesor de teoría de la comunicación audiovisual y director de Le Monde diplomatique desde donde vaticina que hemos llegado al fin de la era del capitalismo: La arquitectura financiera internacional se ha tambaleado. Y el riesgo sistémico permanece. Nada volverá a ser como antes. El desplome de Wall Street es comparable, en la esfera financiera, a lo que representó, en el ámbito geopolítico, la caída del muro de Berlín. Un cambio de mundo y un giro copernicano.