× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

eBook EPUB

eBook - No valgo para vender

eBook - No valgo para vender

8,77 €

9,42 $

Disponibilidad: descarga inmediata

Autor: Eloísa Martínez Santos

Editor: Obelisco Ediciones - Edición Digital

eBook EPUB

LIBRO ELECTRÓNICO para descargar en tu ordenador o tablet

Protección: Adobe DRM (¿Qué quiere decir esto?)

Formatos disponibles: epub

La versión digital está inmediatamente lista para la descarga y puedes leerla en diferentes dispositivos: PC, Mac Os, Linux, iPhone, iPad, Android, HTC, Blackberry, eReaders. El dispositivo de lectura Kindle no es compatible..

Requisito técnico indispensable: Para leer este eBook es imprescindible la descarga previa gratuita del programa de lectura específico, Adobe Digital Editions.

Año de edición: 2013

eBook

¿Te gustó este eBook? Escribe tu comentario

Añadir al carrito

Este eBook lo tenemos disponible también en versión papel

Versión Papel

DESCRIPCIÓN

Teniendo siempre presentes sus comienzos, esta empresaria de éxito nos proporciona un manual para ayudar, tanto a los que comienzan en este oficio y dudan como a los más veteranos, a creer en sus capacidades de venta.

Si nos lo proponemos, todos valemos para vender. La venta es un arte, un aprendizaje continuo y, según se avanza, más se reconoce el mérito del camino andado.

El mayor obstáculo de los vendedores es su propio desconocimiento, su falta de entusiasmo y, sobre todo, la desvalorización injustificada y latente de su propia profesión.

Dedicarse a vender, cualquiera que sea la forma de venta elegida (por teléfono, a puerta fría, con cita previa...), representa enfrentarse a una disciplina apasionante y digna que nos permitirá conocernos a nosotros a medida que vamos conociendo a nuestros clientes.

AUTOR

Eloísa Martínez Santos

Eloísa Martínez Santos

Eloísa Martínez Santos llegó al mundo de las ventas por casualidad. El trabajo de agente comercial era el único que le permitía la flexibilidad horaria suficiente para poder atender sus obligaciones familiares. Así empezó su aventura y, al igual que casi todos los vendedores primerizos, durante los primeros tiempos sintió el aguijonazo de la vergüenza, de la indignidad de la profesión, de que, simplemente, eso no era para ella. Sin embargo, pronto descubrió su vocación tarea a tarea, enseñanza tras enseñanza. En 1985 creó su propia empresa de ventas; en la actualidad, los dos empleados de entonces ¡se han convertido en cuarenta!